fbpx
rincon-calma-niños

Rincón de la calma

El rincón de la calma es un espacio que se puede construir en casa, su objetivo es ayudar a entender nuestras emociones.

¿Qué es un rincón de la calma? 

Un rincón de la calma es un sitio que podemos construir dentro de la casa y se usa cuando estamos viviendo una situación que lleva a nuestras emociones al máximo, como lo puede ser el enojo y la tristeza. Al sentir estas emociones de una manera muy intensa, nos puede funcionar alejarnos del entorno para poder encontrar nuestra paz. Este rincón tiene como objetivo el brindarnos un lugar cómodo, seguro y apartado que nos ayude a equilibrar nuestras emociones.

Esta esquina la podemos construir para adultos y para infantes, recordemos que los niños y niñas aprenden por imitación, por ello es indispensable que en casa sea un recurso también usado por los tutores o cuidadores para uso personal y también acompañar al infante cuando lo necesite.

Es importante hacerle saber a los infantes que no es un lugar de castigo donde se les aisle cuando sus emociones se encuentren en su punto máximo o cuando tiene un mal comportamiento, sino que es un espacio que les ayuda a identificar y nombrar las emociones que se están experimentando por la situación. Es fundamental que el adulto funja de guía para la reflexión.

Los infantes suelen ser más sensibles y perceptivos como lo mencionamos en “Las emociones de la infancia”, es importante que aprendan a reconocer las emociones, esto les permite comenzar a entender el origen de las mismas y así poder equilibrarse.

¿Qué necesito para armar un rincón de la calma? 

Los elementos relevantes para la creación del “Rincón de la Calma” son:

  • Objetos de apego como mantas y cojines que motiven la seguridad y comodidad del niño
  • Juguetes que ayuden al niño o niña a identificar emociones y sentimientos propios como son el pulpo reversible
  • Objetos que ayudan a aliviar el estrés y la tensión puedes ser los pop it, squishy o pelotas antiestrés
  • Libros o cuentos que hablen acerca de las emociones, el niño puede utilizar el cuento para sentirse identificado y empatizar con algún personaje en una situación parecida a la que el o ella está pasando.  Te recomendamos el libro de “El monstruo de colores” 
  • Posters que motiven la respiración y muestren las emociones. Leer palabras de afirmación nos ayudan a aumentar nuestra sensación de bienestar, creando un estado mental optimista y de tranquilidad, teniendo impacto en la inspiración y motivación, en nuestra página tenemos unos posters que puedes incluir
  • Un reloj de arena puede ser utilizado para esperar unos minutos en lo que la intensidad de la emoción disminuye, con el fin de cese, se le pueda dar nombre a la emoción y pensar en una solución. Cuando el conflicto es entre dos personas, el reloj nos puede ayudar a respetar turnos para hablar sus sentimientos
  • Termómetro de las emociones, recordemos que un termómetro sirve para medir el calor o temperatura, con el termómetro de las emociones mide el nivel de la emoción o sentimiento que el niño está experimentando

¿Cómo lo construyo?

Es importante involucrar a los infantes en la construcción del espacio para que se sientan identificados y se apropien de el.

Escoger un área en casa, nosotros proponemos hacer uso de una esquina ya que la disposición de los muros permite construir un espacio acogedor. Es fundamental hacer que el espacio luzca como un lugar especial y que brinde tranquilidad. 

Es importante que se encuentre delimitado, utilizando elementos como la pintura, colocar vinilos, una guirnalda decorativa o una serie de luces. 

Imagen de decopeques

Una vez delimitado el rincón es momento de colocar elementos para sentarse, es fundamental la comodidad, unos cojines o un tapete son opciones muy útiles para sentarse.

Los colores a usar para los accesorios o para pintar el muro deben ser claros, como lo son: azul, verde, amarillo y lila estos ayudan a relajarnos. Procura hacer uso de luz natural o luz cálida. Evitar colores intensos.

Puedes incluir jugueteros y canastas para colocar los libros y juguetes. Evita colocar objetos que generen distracción o que estén alejados del enfoque emocional.

Imagen propia dinmexico.com

Imagen propia dinmexico.com

¿Como usarlo?

Los primeros acercamientos son primordiales, pues el niño relacionara las primeras experiencias como entendimiento, por ello es importante que como padre o guía del niño manejes un acompañamiento basado en el respeto, empatía y amor, de lo contrario podrá distorsionarse el significado, y podrá parecer lugar de castigo. Con el tiempo el niño comenzara a darle significado y utilidad, por lo que con el paso del tiempo comenzara a ir solo y por decisión propia. 

Te brindamos sugerencias de uso del rincón, sin embargo, puedes adaptarlo dependiendo la situación, por ejemplo, cuando el infante esté viviendo una situación donde alguna emoción se ve desbordada como un enojo fuerte, es importante que tu como adulto te pongas a su altura y lo invites a ir al rincón, recordemos que es importante empatizar con las sensaciones que está experimentando el niño.

Como primer paso es que el niño o niña vaya al rincón, como padre o guía puedes invitarlo al rincón, menciona que puede ponerse cómodo, con la intención de que se sienta a salvo, recordemos que es importante hacerlo con empatía.

Puedes hacer uso de la respiración para nivelar la intensidad de la emoción que se esté experimentando en ese momento, te proporcionamos aquí un poster donde proponemos un ejercicio de respiración, te recomendamos que en un inicio lo acompañes y vayas guiando dicho ejercicio. 

Con la mente tranquila y relajados, es más sencillo identificar y nombrar las emociones que se experimentaron, te recomendamos apoyarte en el termómetro de las emociones que puedes encontrar aquí, te puede ayudar a darles nombre y hacer consciente el nivel en el que se estaba manejando.

Es aquí el momento en el puedes ocupar las herramientas mencionadas anteriormente para la identificación de las emociones como lo es el pulpo reversible, libros de las emociones, pelotas antiestrés y la botella sensorial.  

Una vez identificadas las emociones y que el estado máximo de las mismas cedió,  es momento de buscar una solución, donde ambos, tu como guía y el infante puedan tener una conversación en calma y acertada para llegar a un acuerdo mutuo, para ello, te recomendamos hacer uso del reloj de arena. 

El rincón de la calma no debe sustituir la ayuda, el acompañamiento y el afecto de sus familiares o personas que lo rodean, más bien, es una herramienta socio emocional, para que el niño aprenda a regular sus emociones y pueda tener una vida sana y plena.

Esperamos que les sea útil este artículo. 

SI TE GUSTÓ, COMPÁRTELO